MEMB

Museo Etnologico Monza e Brianza - il nuovo sito del MEMB è in fase di aggiornamento

Espaņol

28 giugno 2016

ELABORACION DE LOS ACEITES

El molino Colombo se convierte en lagar en el 1871 y desde aquel momento trabaja semillas aceitosas para la producción de aceite para usos alimentares y industriales.
La semilla trabajada en los años alrededor del 1927, era prevalecientemente aquella de lin; desde el 1937 y durante la Segunda Guerra Mundial se trabajó, además de la semilla de lino, la almendra y el germen de grano.
El primer piso era como un almacén por los varios tipos de semillas que venían derribados en montones directamente sobre el suelo de madera porque los sacos de yute tenían que ser devueltos rápidamente al transportador.
La elaboración comenzaba al piso superior poniendo las semillas con una pala sobre una correa de transimisión a bolsillos, que las transportaba en la “ tramoggia” ( hoy colocada a la planta baja) . esta, con movimiento horizontal separaba las semillas de las impurezas llamadas “bruscaglie” antes que fueron volcadas en la trituradora de abajo.
El material que tenía que ser triturado iba en una grande caja a forma de embudo y desde aquí en la trituradora a la planta baja, donde comenzaba la elaboración real. La trituradora a dos cilindros venía utilizado principalmente por la semilla de lino que, reducido a harina era llevado directamente en la tienda o colocado en sacos.
En cambio, si se quería sacar aceite, las semillas se ponían directamente en la “tramoggia” fija y desde aquí se vertían en el balde donde una grande rueda, la “molazza o “rudun”, girando reducía a las semillas en un amasijo duro y aceitoso. Cuando el aplastamiento con la muela se acababa, el amasijo venía transferido con una lata a dos mangos en el horno, comúnmente alimentado por “vinaccioli” y madera recuperada sobre el dique del Lambro, hecho secar y conservado en el trastero. La parte superior del horno es hecha de un balde en metal encajado en la estructura en albañilería; al interior del balde hay una pala de hierro a dos hélices para mezclar, durante la calificación, las semillas moladas y impedir que pegaran al hondo.
El material calentado listo para ser prensado, se ponía en la prensa, alternado a discos de arrabio y de yute, en el cilindro emparrillado. La presión para hacer trabajar la prensa era dado por la bomba a agua. El plano inferior recogía el aceite que por el escurridero sobre el reverso venía vertido en un contenedor y entonces trasegado en el bidon fijo de recolección. El aceite venía llevado a la refinería si tenía que servir para usos alimentares, o directamente al cliente si tenía que ser utilizado para la industria (barnices, estuco ecc.)

Photogallery

Vai a pagina

di 1